Geomicrobiología de Ambientes Desérticos

El Norte de Chile es considerado como un laboratorio natural, también para la microbiología. Recientes investigaciones han demostrado una diversidad microbiana adaptada a las más extremas condiciones ambientales de esta zona (aridez, radiación UV, variaciones diarias de temperatura, anomalía de metales…).

Debido a las particularidades de sus hábitats, estos microorganismos son ampliamente estudiados, ya que sus propiedades o las de sus macromoléculas (por ejemplo, las enzimas resistentes al calor, o las activas a bajas temperaturas) tienen variadas aplicaciones tecnológicas. Por otra parte, los ecosistemas de la Región son muy interesantes desde el punto de vista científico, como por ejemplo por la analogía con ambientes que pueden haber existido tempranamente en Marte.

En este marco el CB desarrolla investigaciones con los siguientes resultados: